El sector bancario nicaragüense ha experimentado un número de cambios a lo largo de los últimos cincuenta años. Los bancos en Nicaragua están regulados por la Superintendencia de Bancos y de Otras Instituciones Financieras, la cual es la agencia gubernamental regulatoria a cargo de la supervisión de nuevos bancos y de los ya existentes. Si usted desea abrir un banco nacional en Nicaragua, o desea abrir una sucursal de un banco internacional en Nicaragua, usted puede esperar numerosas regulaciones que deben cumplirse para obtener la aprobación de la Superintendencia de Bancos. Aún los extranjeros que desean abrir una cuenta bancaria en Nicaragua deben cumplir con ciertas regulaciones gubernamentales.

Las actividades bancarias y acuerdos financieros requieren de negociaciones entre las partes nacionales e internacionales, así como la aprobación de ciertas agencias gubernamentales. Usar los servicios de abogados familiarizados con las regulaciones correspondientes, así como hábiles en la negociación de estos acuerdos complejos, es esencial para asegurar que un contrato sea alcanzado con rapidez y éxito. Equivocarse en la selección y utilización del abogado correcto podría retrasar sus objetivos o incluso detener sus planes indefinidamente.

En Alvarado y Asociados, nuestros abogados tienen experiencia significativa asesorando a clientes que buscan realizar actividades bancarias o financieras en Nicaragua. Nosotros podemos asesorarle sobre las regulaciones relevantes que impactarán sus planes y ayudarle a asegurar la aprobación de las respectivas agencias gubernamentales. A lo largo de su proyecto, estamos disponibles para responder a las consultas legales de nuestros clientes, redactar los documentos bancarios y financieros necesarios, negociar y cerrar contratos, asegurar la obtención de los permisos requeridos, y representarlos ante las agencias gubernamentales y funcionarios. Contacte a nuestro equipo legal experimentado para conocer cómo podemos ayudarle con sus proyectos bancarios o financieros.